PSYCH-K®
PSYCH-K® nos aporta esa deseada clave que nos permite acceder al subconsciente y cambiar cuanto deseemos.
Solicite información




Introducción


Antes de explicar lo que es PSYCH-K®, sería necesario hablar de la mente consciente y la mente subconsciente.

Mente consciente: es el nivel en el cual creamos nuestros pensamientos, observamos nuestro entorno y tomamos las decisiones. Es la parte racional y lógica de nuestra mente. Puede interpretar 40 estímulos por segundo.

Mente subconsciente: es nuestro “piloto automático”, el cual nos permite, por ejemplo, conducir sin que tengamos que pensar cómo hacerlo o reaccionar inmediatamente si una pelota está a punto de golpearnos. Procesa alrededor de 20 millones de estímulos por segundo y en ella queda almacenada toda nuestra vida: cuanto hemos vivido, aprendido, observado, escuchado. Incluyendo lo que aparentemente no recordamos ya. Controla el 95% de nuestras acciones diarias.

Desde el momento de la concepción, empezamos a experimentar nuestro entorno y estas experiencias serán decisivas para el resto de nuestra vida. Ya entonces y durante la primera infancia, nuestro subconsciente es como una hoja en blanco donde nuestros padres y el entorno que nos rodea dejan plasmadas sus historias, las cuales habremos de reproducir nosotros más adelante en forma de pensamientos que, en todos los aspectos, consideraremos como. A veces ni tan siquiera sabemos por qué pensamos de una determinada manera.

Si de pequeños nos repiten una y otra vez que somos tontos y que no valemos para nada, es muy probable que pensemos en iguales términos sobre nosotros mismos en el futuro. Si oímos a nuestros padres repetir que la vida es dura y que hay que esforzarse mucho para conseguir cualquier cosa que deseemos, es casi seguro que alberguemos las mismas ideas cuando seamos adultos. Pero no solo lo pensaremos, inconscientemente, haremos todo lo posible para que nuestra vida discurra de este modo. Al parecer, nos encontramos atrapados en un círculo vicioso.


¿SON NUESTROS PENSAMIENTOS LOS QUE CREAN NUESTRA REALIDAD O ES AL CONTRARIO?

Cuando pensamos de una determinada manera, al mismo tiempo, estamos buscando pruebas de que nuestras creencias son verdaderas. ¡Y ciertamente las encontramos! Según la regla básica del universo psíquico que dice que lo semejante atrae a lo semejante (D. R. Hawkins), la vida siempre nos demostrará que llevamos razón, lo que hará que nuestras creencias se refuercen. Una regla básica de la física cuántica nos dice que con nuestros pensamientos podemos alterar la materia y que lo observado depende del observador. En definitiva, no somos víctimas de las circunstancias sino creadores de nuestra propia realidad.

Sin embargo si un día, de forma consciente, decidiésemos cambiar nuestra visión sobre el mundo y sobre nosotros mismos, nos daríamos cuenta de que esto puede resultar bastante difícil. Parece como si los pensamientos “se pensaran” a sí mismos. Y en cierto modo así es. Nos guste o no, vamos dirigidos todo el tiempo por el “piloto automático” de nuestra mente subconsciente. Y es ésta la razón por la que resulta tan difícil cambiar nuestra percepción. Todo lo que aprendimos cuando éramos pequeños se grabó en la parte subconsciente de nuestro cerebro. Y nosotros tenemos un acceso muy limitado a ella. Nuestro subconsciente fue creado para garantizar nuestra supervivencia, y contiene la memoria de todos los procesos vitales, por lo tanto resulta lógico que para acceder allí se necesite una “clave” especial.

Algunos autores aconsejan repetir determinadas frases tales como “consigo todo lo que deseo” o “me aprecio” una y otra vez para cambiar un pensamiento concreto. Por experiencia propia y de muchas otras personas sé que resulta totalmente ineficaz e incluso frustrante porque, bien no se consigue ningún cambio, bien el proceso resulta demasiado largo y desalentador.

Según el Dr. Bruce Lipton, eminente Biólogo Celular y autor de La Biología de la Creencia y La Biología de la Transformación: “El mayor obstáculo para conseguir el éxito en aquello que soñamos son las limitaciones programadas en el subconsciente. No vemos el mundo como es, vemos el mundo como somos. ¡SOMOS VÍCTIMAS DE NUESTRAS CREENCIAS…PERO PODEMOS CAMBIARLAS!”.

¿QUÉ ES PSYCH-K®?

PSYCH-K® nos aporta esa deseada clave que nos permite acceder al subconsciente y cambiar cuanto deseemos. Etimológicamente significa “la llave de la psique” y se pronuncia SAIKEI. A través de un proceso que dura tan solo unos minutos, podemos sustituir nuestras creencias limitantes (no valgo, no merezco nada) por las creencias que nos ayudarán progresar y expandirnos en la vida (valgo, merezco lo mejor). Ya no tenemos límites, podemos cambiar lo que pensamos y, a través de nuestros nuevos pensamientos, crear la vida que siempre hemos deseado tener. Igualmente y con el mismo resultado, es posible transformar emociones o experiencias traumáticas de manera que ya no afecten a nuestro presente.

¿CÓMO FUNCIONA PSYCH-K®?

En el proceso de cambio de creencias que nos ofrece PSYCH-K®, podemos diferenciar dos fases específicas: por un lado, el momento de la conexión que establecemos con el subconsciente a través del test muscular, llamado test kinesiológico y, otro, el proceso de cambio o en sí.

El test kinesiológico nos aporta información esencial e infalible, ya que ésta procede directamente de la mente subconsciente y nosotros, de forma consciente, probablemente la desconocemos. El test muscular es utilizado en muchos otros campos del saber humano, tales como la medicina o las prácticas terapéuticas, y sirve para obtener respuestas como, por ejemplo, cuál es el medicamento que es resulta más conveniente aplicar en un momento determinado. Puede incluso ser utilizado para medir el nivel de nuestra consciencia, según la escala establecida por el Dr. David R. Hawkins.

Durante el proceso de cambio, que en PSYCH-K® llamamos balance, es creado un estado de la conciencia llamado “cerebro integrado”. Sumido en él, nuestro cerebro es capaz de reescribir toda la información que contiene, del mismo modo que sucedía cuando éramos muy pequeños. Dicho con otras palabras, tomamos “la hoja” de nuestra mente y buscamos una creencia que haya escrita en ella para reescribirla y sustituirla por una nueva.

LO QUE SE PUDE CAMBIAR CON PSYCH-K®:

Cualquier cosa que esté basada en una creencia. Por ejemplo:
  • Eliminar creencias esenciales limitantes.
  • Aumentar el nivel de autoestima.
  • Recuperar el poder personal.
  • Mejorar cualquier aspecto de tu vida (relaciones, trabajo, dinero, etc.).
  • Mejorar todo tipo de relaciones (de pareja, familiares, laborales).
  • Conseguir metas.
  • Desarrollar cualidades como la organización, la disciplina, el compromiso, la fuerza interior y mucho más…
  • Transformar emociones.
  • Instaurar hábitos saludables como dejar de fumar, perder peso o dormir bien.
  • Recuperar la confianza.
  • Atraer la abundancia material haciendo lo que realmente nos gusta.
  • Reforzar el vínculo con la vida y superar el trauma del parto y el miedo a morir.
  • Acceder al perdón.
  • Y un largo etcétera.

Ejemplos de creencias limitantes:

  • El éxito es para unos pocos.
  • Todo cuesta mucho esfuerzo.
  • Pobre pero honrado.
  • Más vale malo conocido que bueno por conocer.
  • La crisis está en todas partes.
  • No soy suficiente.
  • Lo bueno dura poco.
  • No se puede tener todo en la vida.
  • Todos los hombres/mujeres son iguales.
  • Ya soy muy mayor para cambiar.

Ejemplos de creencias potenciadoras:

  • Me amo y me acepto incondicionalmente.
  • Merezco tener éxito en la vida.
  • Dejo el pasado atrás y espero lo mejor ahora y en el futuro.
  • Todo me sale bien.
  • Gano abundante haciendo lo que me gusta fácilmente y divirtiéndome.
  • Tengo un cuerpo sano y lleno de energía.
  • Soy digno/a de tener una relación íntima y apasionada.
  • Confío plenamente en mí mismo/a.
  • Tomo la iniciativa de crear mi vida como yo la quiero.
  • Me resulta fácil y agradable cambiar.

¿Cómo puedo saber que creencias tengo que cambiar?

Como dice Bruce Lipton: “la vida es un reflejo de la mente subconsciente, lo que nos funciona bien en la vida son esas cosas que el subconsciente te permite que funcionen, lo que requiere mucho esfuerzo son esas cosas que tu subconsciente no apoya”.
Advertencia: La Sanación Reconectiva®, la Reconexión®, PSYCH-K®, Matrix Inform® NO son tratamientos médicos ni los sustituyen. Tú eres el/la único/a responsable del cuidado de tu salud. Los efectos de las sesiones son distintos en cada persona, por lo que no se puede garantizar ninguno en concreto.